Archivo de la etiqueta: homicidio

¿Feminicidio o simple homicidio?

Maja de Goya desnuda

En estos días vengo escuchando por los medios de comunicación, así como diversas instituciones, ONG’s y el Ministerio de la Mujer, vienen hablando de un tema recurrente: los casos de feminicidio en el Perú.

Cuando escuché por primera vez el termino “feminicidio” me imaginé que se trataba de homicidios contra las “mujeres”; sin embargo, me hice una pregunta válida, ¿entonces sería válido afirmar que existen los “varonicidios”, “gerontocidios”, “animalicidios”, “infanticidios” o que en realidad solo existen los “homicidios”?

Según lo que encontré del documento enlazado perteneciente al Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, feminicidio vendría a ser lo siguiente:

El feminicidio es el genocidio contra mujeres y sucede cuando las condiciones históricas generan prácticas sociales que permiten atentados contra la integridad, la salud, las libertades y la vida de las mujeres. En el feminicidio concurren en tiempo y espacio, daños contra mujeres realizados por conocidos y desconocidos, por violentos, violadores y asesinos individuales y grupales, ocasionales o profesionales, que conducen a la muerte cruel de algunas de las víctimas. No todos los crímenes son concertados o realizados por asesinos seriales: los hay seriales e individuales, algunos son cometidos por conocidos: parejas, parientes, novios, esposos, acompañantes, familiares, visitas, colegas y compañeros de trabajo; también son perpetrados por desconocidos y anónimos, y por grupos mafiosos de delincuentes ligados a modos de vida violentos y criminales. Sin embargo, todos tienen en común que las mujeres son usables, prescindibles, maltratables y deshechables. Y, desde luego, todos coinciden en su infinita crueldad y son, de hecho, crímenes de odio contra las mujeres.

Para empezar, el concepto citado, empieza de arranque con un error muy grave al señalar el feminicidio como un “genocidio”, lo cual a todas luces es un equivocado ya que por definición, un genocidio es otra cosa, es un crimen de guerra en el derecho internacional público y su finalidad es intentar “destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial, politico o religioso, como tal con algún propósito particular”. Si bien el concepto citado, precisa que no todos los crímenes son concertados o realizados por asesinos seriales, con ello en buena cuenta, están desechando su premisa inicial, es decir, que el feminicidio se trata de “genocidio” contra las mujeres.

De otro lado, tenemos otra situación, que no creo que exista grupo terrorista o sujeto del derecho internacional o por último grupo humano, que tenga intención de destruir específicamente al “genero femenino”, ni de manera concertada o no concertada.

Hay que diferenciar claramente y denunciar los casos de violencia contra la persona, sea mujer o varón, sin perder la brújula, que es la defensa de los derechos humanos, y no hay que andar inventando conceptos que parten de premisas falsas.

Asimismo, tenemos que si vamos al detalle de las razones del porque existen los homicidios contra mujeres, observaremos en el recuadro denominado Razones para la agresión (ver página 4) que la mayor parte de agresiones se dan por razones de celos, económicas o derivadas de la satisfacción sexual, y que no son derivadas por “razones de genero”, es decir, no son homicidios que se deriven por el hecho de ser mujeres, sino de circunstancias particulares, como consecuencia de ello, el feminicidio no es diferente al homicidio convencional, es decir, puede ser derivado de un crimen pasional, de una discusión doméstica por temas económicos, de discusiones de pareja por temas sexuales, de violaciones o que tengan su origen en otros delitos (es decir, de robos, de accidentes de tránsito, por negligencia médica, de un homicidio por acción o por omisión dolosa o culposa, etc.)